BCN

Notas de Prensa

BCN presentó Informe Anual 2016 ante Asamblea Nacional

En uso de sus facultades, y de acuerdo a lo establecido en el Artículo 138 numeral 29 de la Constitución Política de la República de Nicaragua, el Presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes R., presentó ante la Asamblea Nacional, el 4 de abril de 2017, el Informe de Anual correspondiente al 2016. 

El Informe resalta que en 2016, Nicaragua continuó registrando un desempeño macroeconómico positivo, reflejado en resultados económicos y financieros sólidos, que apuntalaron un crecimiento robusto por sexto año consecutivo.

La actividad económica mantuvo un buen dinamismo, mientras la inflación permaneció baja. El manejo de las finanzas públicas continuó siendo estable, la deuda pública como porcentaje del PIB continuó reduciéndose, las reservas internacionales se mantuvieron en niveles adecuados, mientras que el sistema financiero permaneció sano.

Nicaragua presentó en 2016, un crecimiento económico de 4.7 por ciento, impulsado por el desempeño de las actividades de servicios, principalmente comercio, intermediación financiera y administración pública y defensa, seguido de las actividades agropecuarias e industria manufacturera.

Los bajos precios internacionales del combustible continuaron favoreciendo el ingreso disponible y el consumo, tendencia que también fue respaldada por el empuje de la inversión en infraestructura. Así, en un contexto de bajos precios internacionales y menor comercio mundial, la demanda interna de consumo e inversión presentó un mejor dinamismo que la demanda externa neta.

Consistente con el desempeño de la actividad económica, el empleo formal presentó un crecimiento del 10.8 por ciento, registrando el dinamismo en la afiliación al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) en los sectores de servicios comunales, sociales y personales, así como comercio, hoteles y restaurantes y el sector financiero. Por su parte, el salario nominal promedio creció 6.3 por ciento, resultando en un crecimiento de 2.7 por ciento en términos reales.

Los buenos resultados en materia de crecimiento económico se presentaron con una inflación baja, que alcanzó 3.13 por ciento, lo cual estuvo respaldado por menores precios de alimentos, asociados al buen régimen de lluvia y a la baja inflación internacional.

Por su parte, la política fiscal se mantuvo estable, registrando un déficit del Sector Público No Financiero de 2.0 por ciento del PIB, ligeramente superior a lo registrado en 2015. Los resultados anteriores se reflejaron en una tendencia decreciente del endeudamiento público con respecto al PIB, ubicándose la razón de deuda a PIB en 44.8 por ciento.

En 2016 la política monetaria y cambiaria del Banco Central de Nicaragua favoreció el uso de las reservas internacionales que aseguraran la liquidez necesaria para el funcionamiento de la actividad económica y financiera. La conducción de la política monetaria, en coordinación con la política fiscal, permitió que las Reservas Internacionales Brutas se mantuvieran en niveles adecuados, alcanzando en diciembre un saldo de 2,448 millones de dólares, lo cual propició una cobertura de 2.5 veces la base monetaria y de 5.0 meses de importaciones. La política monetaria del BCN fue activa, complementando sus operaciones monetarias con instrumentos de manejo de liquidez de corto plazo.

Los indicadores de desempeño del sector financiero se mantuvieron sanos en término de rentabilidad, adecuación de capital, liquidez y morosidad. La cartera de crédito creció 18.4 por ciento y los depósitos crecieron 8.6 por ciento, mostrando un buen dinamismo, aunque a tasas de crecimiento menores. La estabilidad del sistema financiero fue apuntalada mediante la implementación de políticas macroprudenciales orientadas a consolidar la gestión de los riesgos sistémicos.

La cuenta corriente de la balanza de pagos de Nicaragua siguió reflejando un proceso inversionista y de transformación económica, financiado principalmente con ingresos de Inversión Extranjera Directa por 1,442 millones de dólares y préstamos concesionales. El déficit de cuenta corriente del país se ubicó en 8.6 por ciento del PIB en 2016, menor en 0.4 puntos porcentuales con relación a 2015.

En 2016, el balance de los precios internacionales conllevó a una mejora de 0.8 por ciento en los términos de intercambio del país, al observarse que los precios de las importaciones cayeron en mayor proporción que los de exportación.  En este contexto, el valor de las exportaciones de mercancías fob totalizó 2,226 millones de dólares, menor en 8.1 por ciento con respecto a 2015. Este desempeño fue determinado por la combinación de menores volúmenes por 4.2 por ciento y menores precios por 3.9 por ciento. No obstante, las menores exportaciones de mercancías fueron parcialmente compensadas por las exportaciones de zonas francas, las cuales totalizaron 2,613 millones de dólares, presentando un crecimiento de 4.8 por ciento.

Por el lado de las importaciones cif, éstas ascendieron a 5,887 millones de dólares, registrando una baja de 0.3 por ciento. La factura petrolera se redujo a 690 millones de dólares, mientras que las importaciones no petroleras cerraron con un aumento de 1.3 por ciento, impulsadas por los bienes de consumo. Por su parte, las importaciones de zona franca alcanzaron 1,608 millones de dólares, registrando una reducción de 2 por ciento. A pesar de la ampliación del déficit comercial de mercancías, la posición externa de Nicaragua mejoró respecto a 2015, lo cual se debió esencialmente al dinamismo de los ingresos por turismo y de las remesas familiares.

La economía nicaragüense se desarrolló en un entorno mixto a nivel internacional. Durante 2016, la economía mundial experimentó eventos económicos que generaron incertidumbre, en un contexto de moderado crecimiento, bajos precios de materias primas y bajas tasas de interés e inflación. Así, la economía mundial registró un crecimiento levemente desacelerado, el cual fue caracterizado fundamentalmente por heterogeneidad en las tasas de crecimiento de las economías avanzadas y emergentes.

Finalmente, con respecto a las operaciones del Banco Central de Nicaragua, el Informe Anual 2016 indica que se presentó un resultado en correspondencia con lo programado y presupuestado, atendiendo a las principales funciones de la institución. En el Balance General del Banco, se destaca el registro contable del aumento de la cuota de Nicaragua en el Fondo Monetario Internacional. Asimismo, se destacan acciones relacionadas a la modernización del sistema de pagos, la gestión adecuada de las reservas internacionales, las operaciones de la mesa de cambio y la gestión activa de la tesorería, esta última, dirigida a ofrecer un buen servicio en la provisión de billetes y monedas a la población nicaragüense.

Presentación del Informe Anual 2016 a la Asamblea Nacional, Presidente del BCN Ovidio Reyes Ramírez

Transcripción de Palabras Oficiales del Presidente BCN

Audio Presentación Informe Anual 2016

Informe Anual 2016

Managua, 4 de abril 2017